Declaración de 72 Naciones y 10 Organizaciones Indígenas


Declaración de 72 Naciones y 10 Organizaciones Indígenas

12o Período de Sesiones del Foro Permanente de Naciones Unidas para las Cuestiones Indígenas

(28 de Mayo de 2013)


 

Tema 6 del Programa: Debate sobre la Conferencia Mundial sobre Pueblos Indígenas

Orador: Darwin Hill, Nación Tonawanda Seneca

 

Por la Nación Navajo, la Tribu Yurok, la Tribu Hoopa Valley, la Nación Tonawanda Seneca, la Nación Quinault, la Nación Citizen Potawatomi, el Consejo Central de las Tribus Indígenas Tlingit y Haida de Alaska, la Confederación de la Tribu Soberana Nanticoke-lenape (incluidos, la Nación Tribal Nanticoke Lenni-lenape, la Tribu Indígena Lenape de Delaware y la Tribu Indígena Nanticoke de Delaware), la Nación Crow, la Banda Ewiiaapaayp de Indígenas Kumeyaay, la Tribu Jamestown S’Klallam, la Nación Tribal Mashantucket Pequot, la Tribu Nez Perce, la Tribu Shoalwater Bay, Sisseton Wahpeton Oyate, el Congreso Nacional de Indígenas Americanos (National Congress of American Indians), la Asociación de Gobiernos Tribales de California (California Association of Tribal Governments (32 tribus)), las Tribus Unidas del Sur y del Este (United South and Eastern Tribes (26 tribus)), el Fondo para los Derechos de los Americanos Nativos (the Native American Rights Fund), el Centro de Recursos Jurídicos para los Pueblos Indígenas (Indian Law Resource Center), el Centro Nacional de Prevención del SIDA en Americanos Nativos (National Native American AIDS Prevention Center), Papa Ola Lokahi, el Consejo de Salud de los Nativos Hawaianos (Native Hawaiian Health Board), los Americanos para la Oportunidad de los Indígenas (Americans for Indian Opportunity) y el Consorcio Tribal para el Autogobierno, la Comunicación y la Educación (Self-Governance Communication and Education Tribal Consortium).

            Esta declaración fue hecha por 72 naciones indígenas de los Estados Unidos a través de sus propios gobiernos.  También se han sumado a esta declaración diez organizaciones indígenas originarias de Hawai.  Los gobiernos indígenas que hicieron esta declaración expresaron la voluntad de sus ciudadanos y miembros, 515.000 individuos indígenas en total.  Estas naciones gobiernan más de 19 millones de acres de territorio y son propietarias de más de 16 millones de acres de terrenos.

            Creemos que la Conferencia Mundial sobre los Pueblos Indígenas será una gran oportunidad para que las Naciones Unidas tomen las medidas necesarias para fomentar los propósitos de la Declaración sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, en particular para promover la implementación y el goce de sus derechos fundamentales.  A pesar de las imperfecciones del proceso, Naciones Unidas debe actuar con creatividad y efectividad para instar a la implementación de los principios de la Declaración, ya que las violaciones de los derechos indígenas están aumentando en muchas partes del mundo.  Se está sometiendo a una horrorosa escalada de violencia a las comunidades indígenas, sobre todo a las mujeres indígenas, como recientemente lo informara el Foro Permanente en un Estudio sobre la extensión de la violencia contra las mujeres y las niñas indígenas y la Red Continental de Mujeres Indígenas de las Américas.

            Si los Estados continúan sin implementar las medidas adecuadas, la Declaración no tendrá un efecto significativo en la reducción de las violaciones de los derechos de los pueblos indígenas, las cuales parecen ir en aumento en muchos países.  Algunos Estados profesan apoyar la Declaración, pero en la práctica hacen caso omiso de sus requerimientos.  El aumento en la incidencia de acciones adversas que violan los derechos indígenas aparentemente se debe, en parte, a las crecientes presiones del cambio climático, al aumento de la demanda de energía y a la mayor competencia por los recursos naturales en los territorios indígenas.

            Lamentablemente, aún no podemos afirmar que la Declaración haya disminuido los intentos de destruir las culturas y sociedades indígenas, de quitarles sus tierras nativas y sus recursos, ni de marginalizar a los pueblos indígenas. Si no se logra la efectiva implementación de las medidas y la vigilancia internacional de los derechos de los pueblos indígenas no se podrán alcanzar los propósitos de la Declaración. 

            Nuestra mayor preocupación es la seguridad física de nuestra gente, en particular de las mujeres y de nuestros hogares.  El derecho de libre determinación, el cual constituye el derecho más importante que tenemos - es el que hace posible todos los demás derechos -, es el más vulnerable y el que tiene mayores probabilidades de ser violado.  Nuestras tierras, nuestros recursos y los ecosistemas donde vivimos son muy valiosos para nosotros porque son esenciales para nuestra existencia.  Creemos que las medidas a implementar por Naciones Unidas serán críticas para hacer cumplir estos y todos los derechos de la Declaración.

            Queremos hacer tres recomendaciones que esperamos sean adoptadas por la Conferencia Mundial.

            En primer lugar, recomendamos que Naciones Unidas establezca un nuevo organismo que esté a cargo de promover la implementación por parte de los Estados de la Declaración de los Derechos de los Pueblos Indígenas y de vigilar el comportamiento estatal con respecto a dichos derechos.  La misma o similar recomendación fue hecha en cuatro reuniones de comités indígenas regionales como mínimo.  Dicho organismo de implementación y vigilancia tendrá el mandato de recibir la información pertinente, informar acerca de las mejores prácticas, hacer recomendaciones y trabajar en pos de los objetivos de la Declaración en general.  Pero, por sobre todas las cosas, deberá trabajar para lograr los propósitos de la Declaración y promover su cumplimiento.

            En segundo lugar, recomendamos se tomen tres medidas para afrontar el problema de la violencia contra las mujeres indígenas.

a.       Que se convoque a una conferencia de alto nivel para analizar los desafíos a la seguridad y bienestar de mujeres y niñas indígenas, y para debatir acerca de las perspectivas y mejores prácticas;

b.      Que el organismo de NU a cargo del control e implementación de la Declaración (que se recomienda en párrafos anteriores) preste especial atención, al menos una vez al año, “a la aplicación de la presente Declaración …[en lo que respecta] a los derechos y necesidades especiales de los ancianos, las mujeres, los jóvenes, los niños y las personas con discapacidad indígenas”; y

c.       Que se designe un Relator Especial que se dedique exclusivamente a las cuestiones relacionadas con los derechos humanos de las mujeres y las niñas indígenas, por ejemplo a los actos de violencia que se cometen en su contra y a reformar leyes estatales discriminatorias.     

            Por último, recomendamos que se adopten medidas para que los pueblos indígenas, en particular los gobiernos indígenas constitucionales y tradicionales, tengan un estatus digno y apropiado para poder participar con regularidad en las actividades de Naciones Unidas.  Los pueblos indígenas merecen tener un estatus permanente de participación que refleje su condición de pueblos y gobiernos.  Este problema ya ha sido estudiado y analizado dentro del sistema de Naciones Unidas y ha llegado el momento de que al fin se tomen medidas para que los pueblos indígenas no tengan que autodenominarse ONGs, ni depender de resoluciones ad hoc para poder participar en reuniones, procesos, y eventos de Naciones Unidas.

            El texto completo de nuestras recomendaciones se puede ver en www.indianlaw.org o bien en forma impresa en la sala de conferencias.

            Hemos sostenido conversaciones con algunos Estados acerca de estas recomendaciones y esperamos poder hablar con muchas delegaciones más.  Hablamos con algunos pueblos indígenas, pero también deseamos escuchar otras ideas.  La nuestra no es una propuesta rígida en cuanto a las medidas a tomar por Naciones Unidas, deseamos lograr un acuerdo amplio alrededor del principio o idea general de cada una de estas recomendaciones.  Cuando la Conferencia Mundial sobre Pueblos Indígenas de 2014 decida tomar medidas, será necesario crear procesos inclusivos con la plena participaron de los pueblos y gobiernos indígenas para su formulación e implementación.

            Hacemos un llamado a todos los países para que se comprometan a implementar la Declaración y para que apoyen estas sencillas recomendaciones sobre las medidas a implementar por Naciones Unidas.

            Gracias

 

application/pdf iconRegularizando la participación indígena en Naciones Unidas

php script encode google sıra bulucu kanun pagerank sorgulama seo ukash haber seo seo ukash google pagerank sorgulama